Friday, August 17, 2007

Por una promesa

Decidí hacer un sacrificio para enviarle energía extra a mi hermana en un final importantísimo que rendía. Me juré solemnemente no comer chocolate durante un mes si ella aprobaba. Aprobó y por ende, ejecuté el compromiso.

A diez días de cumplirse el plazo, traspapelaron una de las valijas de mi hermano y yo redoblé mi apuesta y le sumé otros treinta días al suplicio. La valija finalmente apareció.

Ahora tengo el cacao acosándome en todas sus formas y variedades. Lo veo hasta en la sopa, lo huelo en la calle, lo codicio en mis sueños.



Es la atención selectiva, dice mi hermana mientras mordisquea un paragüitas.

Que se te pasará volando el tiempo, dice mi hermano saboreando un submarino.

No sabía que habías prometido eso, dice mi vieja entregándome una caja de bombones.

Matanga, más para mí, exclama mi novio, agradecido.

Resistiré. Seguiré en pie, estoica... Estoy casi segura de que esta abstinencia será tan amarga como un chocolate para taza.

Labels: ,

5 Comments:

Blogger gisela carniello said...

umm, bueno... prometo no invitarte a un chocolate con churros... pero eso si, luego de este paréntesis, vamos a tomar un helado de chocolate???

August 19, 2007 12:14 PM  
Blogger sergio said...

Yo, que no hice ni haré promesa semejante, estoy harto dispuesto a ayudarle a sobrellevar tan amargo momento. Y más ahora que los médicos dicen que el chocolate es un antidepresivo y el blister de pastillas toca su fin).

August 21, 2007 12:42 PM  
Blogger Quebrantapájaros said...

Resistiré, perdido frente al rospo
me volveré de grasa para reducir la hiel
y aunque los rocklets se me rompan en pedazos
Resistiré...resistiré

August 21, 2007 4:45 PM  
Blogger la mujer de mi vida said...

estoy atravesando el mismo proceso
hay que exorcisarse
hay que sentir el futuro como
la verdadera promesa.

juremos con gloria morir...

que placer... aguila mousse...

August 28, 2007 12:05 PM  
Blogger Fragaria Vesca said...

gisela: obvio! después del 26/09/07 te acepto cualquier cosa chocolatosa!

sergio: una sobredosis automedicada de cacao es...la mejor terapia (a veces).

quebrantapájaros: gracias por su musical aguante. Cuando le sobren melodías y chocolatines, yo le hago la segunda boca.

mujer de su vida: de usted aprendí este artilugio. Me gustó eso de "sentir el futuro como la verdadera promesa".

August 28, 2007 9:27 PM  

Post a Comment

<< Home