Monday, May 21, 2007

Sueño con serpientes

Lo que a primera impresión era un granito en el pómulo izquierdo del rostro, impresionaba más a segunda vista. Al apretarlo, iba saliendo -en vez de la blancuzca materia- una grisácea y resbalosa viborita de apenas unos centímetros de largo. Así cinco veces. Y yo, horrorizada, imaginando dónde estuvieron gestándose hasta entonces; pensando si habría algunas más en el macabro stock de pesadilla que resultó mi cuerpo. Después venía un médico (igualito a Foreman) y me auscultaba, tomaba el pulso e informaba que tenía ¡500 latidos por minuto!

Hace un par de días que no veo Dr. House. Seguro esto fue un guiño de la abstinencia.

Labels:

5 Comments:

Blogger Quebrantapájaros said...

Soy espectador de Dr. House desde hace rato. Es más, lo seguía al protagonista desde que era uno de los malos de los "101 dálmatas". Eso sí, su experiencia viboresca me dio como asquito. Sin embargo lo veo en mi mujer, que hasta llega tarde al trabajo por ver el cap. de los viernes (aunque repite el domingo). Yo me quedo con la versión traducida del 7 después de TVR. Le escribo mucho, ya que como no contesta los comments, quiero que se moleste en leer. Si no, vayamos al grano

May 23, 2007 8:33 PM  
Blogger LêA said...

la viborita
va viboreando
y en tu carita
va dibujando
una viboriiiiiiiiiita...

(sing it loud and clear)

May 26, 2007 12:43 PM  
Blogger LêA said...

bah, por comentar algo, vió?

June 01, 2007 9:03 PM  
Blogger sergio said...

A esta altura lo que era un sueño se transformó en una pesadilla!!! Publique algo, carajo!!!

June 14, 2007 7:39 PM  
Anonymous natu said...

A algunas personas la situación las sobrepasa. Llega un momento en que el sueño se repite...comienza la pesadilla...y llega a ser extraño no sentir la presencia de las viboritas...en el espejo

June 14, 2007 9:55 PM  

Post a Comment

<< Home