Thursday, April 26, 2007

Lazarillo de Torpes


De atolondrada, ella

vuelca siempre una gota de café al retirar la taza del microondas/

arrebata el aceite vegetal en la sartén aún sin cebollas/

golpea por dentro el escritorio al cruzar la pierna/

equivoca -religiosamente- los tiros triples al basurín del estudio/

estrella sus cortas extremidades contra los marcos de las puertas/

zangolotea el final de la persiana al acomodar papeles/

confunde el compartimento de jabón del lavarropas/

pierde ideas brillantes justo antes de tenerlas/



De reflexivo, él

intuye un nosequé/

la ama, todavía/

y se arma de paciencia/.



Labels:

5 Comments:

Anonymous Marteen said...

Fragaria, "ella" podría ser cien veces más torpe, y "él" igual seguiría siendo su lazarillo. ;)

April 26, 2007 1:22 AM  
Blogger Quebrantapájaros said...

Vuesa merced: no hay Lazarillo que no ame a su ciego. ¿Quién guía a quién? ¿Quién camina hacia el toro de piedra de la rutina hasta estrellarse sin remedio? Lo hermoso es que van juntos, con los ojos cerrados y los corazones abiertos.

April 26, 2007 11:42 AM  
Blogger sergio said...

Por sólo ese título -que tantas carcajadas me ha arrancado todos estos días- vale la pena esta hora de ciber. En cuanto al texto, debo decir que me resultó muy atractivo por varias razones, la más importante: el uso de la enumeración caótica, recurso que conmigo siempre -o casi- funciona.

April 26, 2007 11:45 AM  
Anonymous Amneris said...

...Lo que evidencia que quizás no exista la torpeza en estado puro...o que el amor solo existe en estado de paciencia...

Gracias por volver

April 26, 2007 11:23 PM  
Blogger Evelyn said...

Gracias...
(paseando por la red me detuve por acá y lo seguiré haciendo)

June 14, 2007 12:07 PM  

Post a Comment

<< Home