Sunday, October 15, 2006

Lisonja de repostería callejera (Delia Mañara los hacía rellenos)

Regresábamos con mi hermana de hacer las compras y pasamos por una construcción cuyo tapiado -abierto- dejaba asomar un racimo de trabajadores del rubro.

Sabíamos que algo iban a decirnos, debido, seguramente más a la indiscriminada compulsión verbal (que en estas situaciones experimentan los hombres hacia cualquier bípedo hembra), que a nuestra belleza sin par. Lo que no esperábamos era la yunta de palabras que despachó el donjuán del grupo, vocero de la testosterona, al vernos cruzar su campo visual. Dijo en voz fuerte, clara y libidinosa, cito: "Bombón asesino". Ninguna de la dos, en la perplejidad, atinó a emitir sonido y seguimos caminando el desconcierto mientras nos alejábamos de la escena.

Una vez en casa, procuramos desentrañar el significado de aquellas dos palabras. Me fascinaba la idea de que el piropo tuviese un trasfondo circense (de Circe), una intertextualidad literaria. Lamentablemente, al consultar el oráculo de nuestro siglo - El Gran Gúguel- descubrimos con tristeza que esos vocablos solo tenían que ver con el título y estribillo del tema musical más vigente de un grupo tropical santafesino. Conclusión: el requiebro hacía lisa y llana alusión a la carnalmente estriada y montañosa geografía posterior femenina.

¿Qué fue de la galantería? ¿No hay en el mundo más que halagos berretas? ¿Hasta cuándo será nuestro karma de féminas el "Piropeame, que no me gusta"?

Labels:

10 Comments:

Blogger LêA said...

Puede ser que se refiera a dicho tema musical, que por cierto desconozco, pero a mi se me hace que el obrero, detrás de una coraza de vulgaridad y sudor cervecero, estaba trayendo a colación el sonado caso de Rotunda Sentré, conocida popularmente como "bombón asesino", quien en la década de los 30 protagonizó un sonado caso que supo colmar la sección policiales de vespertinos amarillistas: Rotunda seducía a la más variopinta gama de varones, ayudándose de exquisitos bocaditos artesanales que ella misma preparaba, y en Cuyo,Interior escondía pequeñas y afiladas cuchillas que se encargaban de liquidar a las víctimas-sabía que al sexo másculino se le entra por el estómago-.Una vez muertos, Rotunda los afeitaba cuidadosamente (solía elegir hombres barbados y mostachudos) para luego vestirse con sus cueros cabelludos e imaginarse que era el presidente de un pequeño estado centoamericano.

October 16, 2006 6:03 AM  
Blogger LêA said...

centRoamericano, perdón.

October 16, 2006 6:04 AM  
Anonymous en gestación said...

Bom-bón. De bombo, parche...
Piro-po : de piro, fuego, locura. Po,palabra patoruzesca..
Ase-si-no: hace mal escrito-Que sí, que no.La incertidumbre...
En el fondo ( de la obra )puro ruido y po-co trabajo.
En fin...piropos eran los de antes...

October 16, 2006 9:01 AM  
Blogger Baterflai said...

Hizo una referencia a "Circe", de Cortázar y ustedes lo tildan de groncho?

Era la contraseña para el afano a la noche y no lo entendieron, paupérrimo ser!

PD: carnalmente estriada tu abuela. (jiji!)

October 16, 2006 11:31 AM  
Blogger Patricia Rodón said...

Fragaria. Las galanterías, requiebros, piropos, halagos, adulaciones y alabanzas elegantes murieron con el amor cortés, el romanticismo tuberculoso y la revista Play, boy!. Y está bueno porque eso de tanto balcón, carta perfumada y virginidad conflictuada nos iba a dejar a las mujeres fuera de la diversión. No te enojés con el piropeador goloso. El tipo, más allá de tu interpretación, honró al paso y a su manera caramelosa, tu trasero. Y si querés vengarte, por la cumbia, tirale con el ladrillón garca de Doña Petrona C. de Gandulfo.

October 16, 2006 11:54 PM  
Anonymous T.P.I. said...

El juego de la (b)oca
"La carnalmente estriada y montañosa geografía posterior femenina" intenta superar "Bombón asesino" y lo logra. Retrocede siete casilleros.

October 17, 2006 11:49 AM  
Blogger Quebrantapájaros said...

Frágaris: me encantó, sobre todo imaginarme a vos y a tu hermana googleando y discutiendo los ribetes de significación de tamaño elogio.

Todo los hombres llevamos un obrero de la construcción adentro. Así que apoyo el piropo. Por lo menos no te mandó un "te muevo el botaguiso" o algo por el estilo. Y si el "bombón" es asesino, ¡es asesino! No se discute.

October 18, 2006 4:50 PM  
Blogger sergio said...

Fregaria: me gusta la idea de que seas una especie de.. extraterrestre!!! Si no conocés el "Bombón asesino", dónde es que estuviste los últimos... 6 meses? (porque en Bs As está resultando ahora, pero aquí suena desde el verano). En cuanto a lo que te digan, a quién le importa que te larguen un "te chupo toda mamita". Aprovechalo, disfrutalo. Pensá que, en ese momento, aunque sea por pura costumbre (y yo creo que no, que vos y tu hermanita, tan rubias, tan blanquitas, deben haber despertado los más oscuros deseos del muchacho) provocaste ese dicho en un mamífero macho, cosa que el tiempo, lamentablemente, te arrebatará.

Y por otro lado, está el tema del status de los piropeadores. He oído mujeres quejarse de que "un negro me dijo..." Pero es que "los negros" parecen el último reducto de una suerte de masculinidad "lanzada", porque si esperás que uno de esos lindos chicos fashion te diga algo (DIGA ALGO), vas muerta, esos, sólo se miran a sí mismos!!!

October 18, 2006 7:19 PM  
Blogger Fragaria Vesca said...

LêA: me encantó la truculenta historia de Rotunda Sentré. CentROA(BASTOS)mericano? je.

en gestación: gracias por el grondonezco espigamiento etimológico!

baterflai: no había pensado, pero quizá el grado de sofisticación de las contraseñas del hampa haya evolucionado a tal punto. Lo de carnalmente estriada era un mero juego de palabras por lo de lisa y llana. Jamás he visto mujer con tal defecto en su anatomía! ;)

Patricia: es cierto, el amor (de Hernán) Cortés(z), ya fue(s). :)

t.p.i. : en el juego de la (b)oca, los casilleros son muuuuy coloridos? :P

quebrantapájaros: sí, sí, prefiero que me comparen con un bocadito nocivo a que abran su gran bocota con un "No..si vo'stás pa' comerte toda, mamita!"

Sergio: vivo en un recipiente hermético. Soy una caída de la palmera ( o mejor dicho de Los Palmeras?). Después de ese día, me he topado con la canción cientos de veces ("atención selectiva" apunta mi hermana con conocimientos de psicología). En cuanto al piropeador, no tengo prejuicios. Si lo que me dice está bueno, agradezco el comentario con una sonrisa. Si es un desubique, hago oídos sordos. Y jamás he esperado galanterías de un chico fashion, no me registran. :P

October 26, 2006 10:09 AM  
Anonymous glandulas sudoriparas said...

Muy buen aporte compañero ;)

January 14, 2012 2:41 AM  

Post a Comment

<< Home