Wednesday, May 03, 2006

MANUTENSIÓN (nervios de punta, inutilidad al alcance)

Estuve más de 5 minutos intentando prenderme una pulserita con la mano que tenía libre... Al final lo conseguí -sospecho que de pura casualidad-.

¿Cuántas faenas son tristemente absurdas y enredadas sin la ayuda de esa falanginosa artesana que secunda, eficaz, a su melliza?


Quedan invitados a dejar su comentario con episodios al respecto. Como diría Pipo, el encebollado: "Diestros, zurdos, ambidiestros, a todos doy mi post" :)

Labels:

8 Comments:

Blogger Baterflai said...

+ Atarse los cordones.
+ Picar cebolla.
+ Tipear.

eh... no me se ocurren más.

May 03, 2006 5:19 PM  
Anonymous Antonella said...

Algo muy frustrante es intentar atarse el cabello prolijamente cuando se tiene corto. Pasás una y otra vez el peine y los pelos no se quedan en su lugar. PÉRDIDA DE TIEMPO- existen las vinchas.
Otro cosa que aumenta mi nerviosismo: depilación de cejas. Pelito por pelito! Encima, sacás uno o dos mal y tenés q emparejar todo.
Coincido también con baterflai en lo de atarse los cordones. A las 7 de la mañana uno está inutilizado y cada intento por anudar los cordones es acompañado por cabeceadas.
Hay tantas cosas...aunque lo de la pulserita termina por convencerte, a veces, de tirarla!

Saludos

May 04, 2006 10:43 PM  
Anonymous Marteen said...

Con una sola mano debe ser jodido ponerse una corbata... incluso si es de las que ya traen el nudo hecho y sólo hay que enganchar los dos extremos del elastiquito. Aaah... viejos tiempos escolares de preocupaciones sin importancia... :'-)

May 05, 2006 2:01 AM  
Blogger Patricia Rodón said...

Tal vez ustedes tengan unos labios perfectos enmarcando una dentadura perfecta. No es mi caso. Pintarse los labios a las nueve de la mañana (un martirizante madrugón diario para mí) requiere de la mayor habilidad y coordinación manual-visual de la que soy capaz. No me caracterizo por mi discreción y desde la primera vez que me pinté, siempre uso labiales rojos. Ya que tenemos los dientes grandes, chuecos y la boca generosa, vamos andando.

May 05, 2006 3:50 AM  
Anonymous bobby said...

Escribir @

May 06, 2006 9:32 AM  
Anonymous bobby said...

...en la PC.

May 06, 2006 11:23 PM  
Anonymous sergio said...

Entre las cosas que me agotaba realizar y que al final no tenían un resultado que me satisficiera, se encontraba hacerme la raya en el pelo. Media hora buscando que la línea que separaba mi cabeza en dos estuviera perfectamente ubicada, fuera lo más recta posible, etc y para qué? para convertirme en un pan casero. Por suerte, ya me rapé. Ahora mi problema es qué hago con el frío de las mañanas....

May 11, 2006 11:13 AM  
Blogger Fragaria Vesca said...

baterflai: adhiero a las tres de tu lista. La segunda, seguramente se deba a que la otra mano está refregándose el párpado del ojo lloroso.

antonella: ¿viste? peinarse es un verbo reflexivo/ reflejo únicamente por puro capricho de los peluqueros que llenan el negocio de espejos (para que veamos todo el trabajo que lleva un corte, una tintura y así justificar sus honorarios).

marteen: conozco gente aplicada que aprendió a desprender soutienes valiéndose de un quinteto de dígitos ;) así que, lo de la corbata prefabricada...no debería sonar a desafío, je.

patricia: el maquillaje es todo un problema... vos decís los labios... ¿y los párpados? sombrearlos o delinearlos sin cerrar ambos ojos es toda una proeza! y mientras una mano estiiiiiiiiiiiiira la piel de la incipiente pata de gallo, la otra, al compás de un san danny de vito, traza lo que puede....

bobby: sí... un horror. alt164, las tildes que antes iban con vocal y todo.... qué lindas manitos que tengo yo...y qué bueno que aún puedo usar ambas!

sergio: qué tierna imagen la del pan casero/testero... tierna como miga de ideas recién amasadas, por supuesto!

May 11, 2006 2:41 PM  

Post a Comment

<< Home